Inicio POLÍGONOS Fuente del Jarro acoge una jornada de robótica colaborativa que muestra sus...

Fuente del Jarro acoge una jornada de robótica colaborativa que muestra sus distintas aplicaciones para las empresas

Hasta cinco firmas distintas participaron en la sesión presentando distintas unidades capaces de trabajar en contacto con otros trabajadores.

375
0
La sede de la EGM Fuente del Jarro ha acogido un taller de empresas especializadas en robótica colaborativa en la que se han mostrado las múltiples aplicaciones que tiene este sector para facilitar toda clase de labores específicas en las empresas.
El evento ha sido organizado por CFZ Cobots, socio preferente en la Comunitat Valenciana de Universal Robots, firma pionera en fabricación de brazos robóticos colaborativos. Además, han participado empresas como Robotnik, Bcnvision y Onrobot, compañías innovadoras con productos específicos para aplicar distintas soluciones según las necesidades de la empresa. Cada firma ha dispuesto algunas de sus unidades estrella para que se pudiera contemplar in situ su facilidad de manejo y habilidades.
David Selva, de Universal Robots, ha presentado la robótica colaborativa como una evolución natural de la robótica clásica que ha permitido sacar a las máquinas de sus perímetros de seguridad para trabajar en contacto con las personas. Se  diferencia de la primera por su sencillez de programación, flexibilidad para abordar diversas funciones y absoluta seguridad, ya que el robot y el humano se complementan para trabajar en el mismo espacio. Selva ha destacado también su disponibilidad casi inmediata, ya que este tipo de máquinas se entregan en apenas dos semanas desde la formalización del pedido, pudiendo empezar a trabajar apenas una hora después, debido a su sencillez de programación.
Durante el evento se ha presentado in situ al Cobot UR20, quinto miembro de una familia de brazos articulados, que permite mejorar las prestaciones de los anteriores, gracias a su mayor alcance, pasando a 1.750 mm y mayor carga útil, siendo capaz de levantar hasta 20 kg. De este modo cubre más tareas y se adapta a más aplicaciones. Está pensado para todo tipo de labores repetitivas, como el empaquetado y paletizado, manipulación y ensamblaje de piezas o soldadura, entre otras funciones.
VISIÓN ARTIFICIAL, VARIEDAD DE PIEZAS Y MOVILIDAD
Una de las características de la muestra realizada en Fuente del Jarro ha sido la complementariedad de las empresas presentes. Bcnvision es una compañía especializada en visión artificial en 2D y 3d, que aplica a los cobots funcionalidades que les permiten inspeccionar con gran precisión la producción, facilitando así aumentar la calidad, reducir costes por la detección de errores e incrementar la productividad. Su aplicación más frecuente es en cadenas de alimentación, pero también en sectores como electrónica, farmacéutica y automoción, entre otros.
Onrobot es otra firma que amplía los usos de los brazos articulados o cobots, desarrollando herramientas que se acoplan sobre estos para que puedan abordar distintas labores. De este modo fabrican diferentes tipos de pinzas para carga y descarga, empaquetado, pulidora o atornilladora entre otros muchos accesorios que permiten darle el uso requerido al brazo articulado. Una de las características que han destacado es la sencillez de programación para que pueda realizar una función concreta, incluso existe la posibilidad de enseñarle manualmente, de modo que aprende del operario para luego repetir la labor, aplicando la fuerza precisa que se le señala a través del software.
Robotnik, por su parte, es diseñadora y fabricante de robots y manipuladores móviles industriales, autónomos y colaborativos. Sus plataformas móviles equipadas con los brazos articulados permiten desplazamientos por todo tipo de instalaciones, en interior y exterior, ampliando el área de trabajo del cobot. Destacan que los actuales sistemas no requieren de guiados mediante cintas en el suelo, se les introduce un mapa de la zona y crean una ruta, siendo capaces de evitar obstáculos y modificar su ruta, si fuera preciso. De este modo son utilizados para labores como el transporte de mercancías del almacén al lineal, limpieza de automóviles, trabajos de laboratorio o incluso para la fabricación de las alas de avión en procesos de atornillado.
Desde la EGM Fuente del Jarro se agradeció a CFZ Cobots y resto de firmas implicadas la muestra realizada, a la que acudieron varias decenas de empresarios, que fueron atendidos personalmente para contestar las dudas y valorar posibles formas de implementación de estos robots colaborativos en sus procesos de fabricación.