Al Rincón de Pensar: A la Mayoría Silenciosa

Al Rincón de Pensar: A la Mayoría Silenciosa

80
0
Compartir

En matemáticas,  nos queda muy claro lo que son mayorías o minorías. Además, en matemáticas, no hablan más que los números. En política, estos conceptos son volubles, interpretativos, con mil lecturas a gusto del interés de cada cual…

Por ejemplo, La mayoría silenciosa, puede ser la inmensa minoría, la minoría mayoritaria. Y cada uno le da el valor que en cada momento conviene a sus intereses. Personalmente, los grupos, sean mayoritarios o minoritarios, que guardan silencio, no son útiles en absoluto. Si alguien quiere que su destino vaya en un sentido determinado, tiene que manifestarlo. Y no solo en la calle, que también, pero especialmente, tiene que manifestarlo con su voto. Después, toca  acatar los resultados, pero el voto que no entra en la urna, no tiene derecho a quejarse más tarde.

Y me parece bien, que esa mayoría que ha roto su silencio y ha ocupado las calles de Cataluña y del resto de España, no fuera a votar en un referendo invalidado de antemano. De haberlo hecho, hubiera sido como darlo por bueno. Pero celebro que haya salido posteriormente de su aletargado silencio para decir que están preparados para votar en convocatorias legales porque no están de acuerdo con la postura separatista catalana.. Y deben seguir dando réplica a tantas manifestaciones como convoque el separatismo, con las suyas propias. El que quiere ser catalán y español, debe decirlo públicamente, porque de lo contrario, su silencio será usado en su contra.

Del mismo modo que esta mayoría ahora conocida, ha despertado aunque un poco tarde,

también los empresario .que cobarde es el dinero- callaron mientras se sentaban a la puerta de sus bancos para ver pasar el entierro de la quimera, y solo han despegado el pico, cuando han visto que este tema es muy serio y muy inquietante para sus dineros. Si hubieran roto su silencio, cuando el separatismo jugaba a romper España, si entonces hubiesen dicho lo que dicen y hacen ahora, tal vez, no estaríamos metidos en esta fragmentación del pueblo catalán entre sí y Cataluña, que por cierto es mucho más que su presidente y sus palmeros. En vez de esperar a “coge el dinero y corre”, podían haber anunciado esta intención mucho antes, con lo que el pueblo catalán, habría tenido una visión de futuro más realista. Hubieran pensado que reconvertirse en payeses, no era lo más apetecible para su futuro.

Como escribo este articulo horas, o días antes, de que la CUP y sus rehenes, se pronuncien sobre la continuación del vodevil, no voy a profundizar en el tema. Pero si reitero mi bienvenida a esa mayoría, que acaba de optar por cambiar el silencio por la palabra. Y por la presencia. Y a las empresas, les digo que su determinación de buscar lugares que proporciones seguridad jurídica, están haciendo más por la unidad, -aunque lo hacen por ellos, solo por ellos- que lo que lleva hecho Rajoy desde que comenzó con su recurso al Constitucional hace más de siete años, a convertirse en el mayor fabricante de separatismos que jamás se haya conocido.

No hay comentarios

Dejar una respuesta