Inicio FIESTAS Cordà 2023, crónica de la noche que nos define como pueblo

Cordà 2023, crónica de la noche que nos define como pueblo

María Ángeles Salvador se convierte en la primera mujer en la historia de La Cordà que hace sonar la corneta que sirve a modo de aviso previo al inicio de esta.

1563
0
Comenzó a anochecer en la jornada del último domingo de agosto. Una velada donde Paterna se convirtió en eje central de tantas miradas por la celebración que corona el municipio y que, tras siglos de antigüedad, sigue llevándose a cabo como una tradición que pasa de padres a hijos.

 

La plaza del pueblo se abarrotó de vecinos que, puntuales a la cita, comenzaron los preparativos para el habitual Pasacalle de Cohetes de Lujo, el que sirve a modo de preludio del fuego que protagoniza el municipio como elemento esencial entre sus celebraciones más cruciales. El recorrido comienza a las puertas de la Iglesia de San Pedro, lugar en el que Juan Cabanes, como párroco de la villa y a pies de la imagen del Santísimo Cristo de la Fe , bendijo el fuego frente a participantes y espectadores.
Junto a él, la Reina de las Fiestas, Laura Rodríguez, junto a su Corte de Honor, Juan Antonio Sagredo como Alcalde y Vicente Plà ejerciendo de Coeter Major se posaron en las escaleras de entrada frente a los demás participantes presidiendo la ceremonia.
Comenzó el recorrido en Maestro Canós, siguiendo por la Calle Mayor en dirección hacia el tramo final de la Calle San Antonio. Siguió la estela hacia la Calle San Roque, pasando por la Plaza del Pou y finalizando en la Plaza de San Pedro. Otro acto que finaliza sin incidentes dentro del programa festivo de fuego de las Fiestas Patronales 2023.
Pasaban las horas y se acercó el gran momento. Eran las 23:30 horas de la noche y los medios de comunicación acudimos al edificio Pepín Damián, sito en la propia Calle Mayor a la altura del número 3. Cámaras, grabadoras de voz y micrófonos locales, comarcales y nacionales que quisieron captar cada instante y poner a Paterna en el eje del foco mediático. Sobre las 00:30 se acercaba el camión que llevaba la pólvora protagonista del acto. Juan Antonio Sagredo, Andrea López como Concejala de Fuego junto a Vicente Plà abrieron las compuertas del mismo y, en conjunto a diferentes tiradores, comenzaron a llenar los puestos acordes a cada cajón.
En las vallas de entrada, los tiradores, auténticos protagonistas del evento, se encontraban dispuestos a enfrentarse a la genuina tradición paternera por excelencia.La tensión se palpaba en el ambiente, aún más si cabe, cuando el Coeter Major abrió dichas vallas y se dirigió a ellos, recordándoles que “son los mejores tiradores del mundo y eso no se lo puede quitar nadie”. La 1:12 fue la hora en la que entraron todos a una a posicionarse en los cajones.
En esta velada también hubo hueco para hacer historia. María Ángeles Salvador, más conocida como “La Cota”, fue la primera mujer que ha hecho sonar la corneta que sirve a modo de aviso previo al inicio de la “Cordà”.
Con rigurosa puntualidad se apagaron las luces de la Calle a la 1:28 y, tras dos minutos, empezó “la millor Cordà del món”. La bengala verde dio inicio a más que 70.000 cohetes repartidos en 128 cajones que explotaron en tan solo 23 minutos.
Una “Cordà” segura, donde no se mostraron grandes incidencias sanitarias ni desperfectos en las calles que fueran motivo de accidente. Otro año más donde se pone en valor la figura de todos aquellos que trabajan para velar por la seguridad ante el fuego.
Una “Cordà” que acabó entre vítores y aplausos del público. Un público que estaba ansioso de recorrer la alfombra de cohetes explotados que se forma en esta calle.
Estamos seguros de que habrá sido una noche inolvidable, al menos, para una pareja que se comprometía a declararse amor eterno frente a todos los espectadores que les rodearon. Un tirador se declaró a la que desde ese momento se convirtió en su futura mujer. Alrededor de ellos, tras el esperado “sí, quiero”, el público lo celebraba por todo lo alto.
Los servicios de limpieza entraron a ejercer su papel entre los resquicios de pólvora quemada que recorría la calle. Desde el edificio Pepín Damián se cambiaron las autoridades que participaron en la tirada y algunos de ellos se prepararon para la ansiada “Recordà”, acto que se celebró entorno a las 4:00 de la madrugada en el Parque Central. Una tirada que no acabó hasta más tarde de las 7:30 de la mañana y donde se turnaron tiradores y peñistas para lanzar sus cajones propios y acabar de explotar la pólvora restante en Paterna.
Este es el sentir de un pueblo. Esta es nuestra forma de demostrar valentía, buen hacer y pasión por el fuego. Porque si fuimos declarados como “Ciutat del Foc” no fue por casualidad y en noches como esta hacemos partícipes a la sociedad de nuestro ADN cultural. Cumplimos otro año más de historia poniendo la visión en el futuro y sabiendo que nos quedan muchos más por cumplir.