Inicio OPINIÓN Al Rincón de Pensar: A los que no quieren conversaciones discretas

Al Rincón de Pensar: A los que no quieren conversaciones discretas

1043
0

Por merecimiento propio, y porque creo que están equivocados, llevamos hoy a el amplio sector crítico, -de todas las tendencias y colores- a este rincón de pensar, en base a las siguientes reflexiones:
Posiblemente, sea cierto que la Generalitad de Cataluña y el Gobierno Central, estén dialogando a altos niveles, para intentar desatascar el contencioso que ambas administraciones mantienen. Yo pienso, que además de que sea posible, es deseable que así esté ocurriendo. El entendimiento, viene del diálogo, de dejar en el camino, parte de tu equipaje ideológico para llegar a un razonable consenso, en el que ambas partes, ceden algo a cambio de conseguir algo. Por otra parte, en este tipo de diálogo, interesa la discreción, para que las negociaciones no se vean contaminadas por la opinión pública, ni por la publicada, ni por las presiones sociales del pueblo que somos todos..
Y el tema de Cataluña, no va a resolverse a golpe de Constitucional. Ni creo que tengamos que mandar los tanques a las Ramblas, precedidos por la Legión y su cabra . Aunque debo decir, que esta opción crearía regocijo en unos cuantos iluminados que piensan que “cuando peor, mejor”.
Los gobiernos, por otra parte, tendrían que tener menos complejos. Si se está hablando, se dice,  no se niega. Puedes ser parco en explicaciones por interés de avanzar sin presiones, pero no negar que las conversaciones existen.
Ya pasó con la desaparecida-espero- ETA. Desde hace 25 años, todos los presidentes de Gobierno, que luego lo han negado, han hablado con la cúpula de la banda. Los cuerpos de seguridad, hicieron una encomiable labor con esta banda de pendejos, pero las conversaciones de despacho, fueron clave definitiva del alto el fuego. Y esas conversaciones,, las inició Felipe, las siguió Aznar, y las continuó Zapatero, con la voz interpuesta de Rubalcaba y de los partidos vascos que querían la paz. Y ahora por cierto, todos se apuntan con orgullo a que todos fueron interlocutores con ETA.
De modo, que, sin dejar de lado las sentencias y pronunciamiento de los poderes Judiciales, el Gobierno y La Generalitat Catalana, deben hablar mucho y en voz baja. Después, solo después, de haber agotad todas las, vías, se debe informar al pueblo con los resultados en la mano.
De modo que a los que critican este tipo de negociación con sordina, los dejamos en este rincón de pensar por espacio de una semana, durante la cual, solo podrán tener a su disposición , las pantallas de Telecinco ,restringida a la emisión de los programas de Sálvame, y gran hermano donde se les permitirá ser críticos con sus contenidos.