Vox presenta una moción para la atención a través de Instagram a...

Vox presenta una moción para la atención a través de Instagram a los niños y jóvenes víctimas de acoso escolar

A través de esta moción, el grupo VOX instó al Gobierno que se implique en la puesta en marcha de nuevas iniciativas a través de las nuevas tecnologías, como el Instagram, que contribuyan a detectar el problema del acoso escolar y ciberbullying de una manera temprana.

272
0
Compartir
“No estamos a favor de desarticular ninguno de los mecanismos actuales, sino de buscar nuevas soluciones para anticiparse a los problemas”, de este modo Vox Paterna propuso durante el último pleno que su intención es de convertir a cualquier observador pasivo, en un defensor anónimo de la víctima, a través de una herramienta tan conocida para ellos como es Instagram.
Por lo que desde el grupo VOX, “consideramos que la creación de una cuenta de Instagram con cobertura municipal, donde los menores de este municipio, puedan informar lo que les está sucediendo, puede resultarles una vía bastante accesible a la hora de romper el silencio, y así, poder dar un paso mas desde Paterna en el acotamiento del acoso escolar o ciberbullying”.
Con esta propuesta de lo que se trata, es que cualquier menor, conservando siempre su anonimato, pueda comunicar a través de una cuenta de Instagram lo que está sucediendo, una vez sea comunicado, se deberá poner en marcha un protocolo de investigación, de cuál es la situación y de los menores implicados, manteniendo siempre ante el centro, el anonimato del alumno que ha comunicado la situación, que puede ser tanto la víctima, como compañeros.
Las consecuencias de no resolver el problema con la rapidez que requiere, puede hacer a niños que no son violentos, parecerlo, y en un intento de autoprotección, ponerse a su nivel. Cuando no se toman medidas rápidas, está comprobado que aumenta el número de alumnos que participan en conductas violentas.
Virginia Huertas, ha manifestado que “no se trata de buscar ni señalar culpables, sino de detectar un conflicto de manera temprana, para poder solucionar rápidamente el problema desde los centros educativos sin que se agrave, en muchas ocasiones, no se tiene constancia de la situación o de la gravedad de esta, lo que hace que, al no poder actuar de forma precoz se agrave el problema, cabe recordar que el acoso escolar y el ciberbullying, no se consideran en sí delitos penales, pero dependiendo de su gravedad sí que incurren en delitos tipificados en el código penal, amenazas, violación del derecho a la intimidad y a la propia imagen, calumnias..”
Virginia, ha concluido que de lo que se trata, es de “abordar el problema mucho antes de que se convierta en un acoso, así como de seguir estudiando cómo se pueden adoptar medidas desde los centros, encaminadas a garantizar la seguridad de las víctimas, que tienen todo el derecho del mundo a ser protegidas desde los centros educativos”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta