Inicio CULTURA Y SOCIEDAD Santiago Segura: “Los cines me han dado mucho, y esta era la...

Santiago Segura: “Los cines me han dado mucho, y esta era la ocasión de devolvérselo”

El director español presenta en Kinepolis "Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra", una comedia familiar con muchas dosis de optimismo que el director no ha dudado en estrenar este verano ante la crisis que está viviendo la industria cultural y cinematográfica.

616
0
Kinepolis Paterna acogió el pasado viernes la presentación de la película “Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra”, una de las comedias más esperadas por el gran público. La divertida familia de Javier y Marisa ha vuelto a la gran pantalla entre mascarillas, distancias de seguridad y gel hidroalcohólico. Santiago Segura, director, coguionista y protagonista del film, ha sido el encargado de arrancar estos eventos. Tras el éxito de la primera parte, que reunió 2’3 millones de espectadores y se convirtió en un verdadero fenóneno, el cineasta se vuelve a ponerse al frente de esta comedia familiar en la que encarna a Javier, un padre y marido torpe y algo despistado que lucha por mantener a flote la unidad familiar.
“Mi única intención era hacer reír, la gente necesita optimismo”, afirma el director. Cinéfilo y amante de las sagas, Santiago Segura asegura que “la segunda parte me entró en la cabeza el último día de rodaje”. Se define como “secuelófilo”, así que cuando el resto del reparto mostró su interés en seguir contando al historia de Javier, Marisa y sus cinco hijos, no se lo pensó dos veces: “Yo era un friki desde mis inicios, no conozco a nadie que haya hecho un cortometraje y su secuela”, bromea el actor. “Es algo muy americano, pero en España también hay grandes precedentes, como La Gran Familia y La Familia y Uno Más”, explica Segura. Precisamente, son estos dos films los que han servido de inspiración al director para crear el universo de “Padre no hay más que uno”.
La cinta nos cuenta cómo ha cambiado la vida de Javier, Marisa, Sara, Carlota, Rocío, Dani y Paula. Tras el éxito del asistente de voz “Conchi”, Javier cree tenerlo todo bajo control, hasta que dos eventos volverán a poner patas arriba la vida de la familia: el embarazo inesperado de Marisa y la llegada de la suegra. Estos entrañables personajes regresan a los cines apenas un año después de romper la taquilla, con un estreno adelantado y unas cifras que prometedoras: durante su primer día en cines recaudó 460.000€, y desde su estreno ha recaudado más de dos millones de euros. Según Segura, la fórmula para crear una historia y unos personajes tan carismáticos que conectan con el público desde el primer minuto es  que “es familia que ves que se ama, que son torpes, patosos… No son perfectos pero destilan buen rollo y hay cariño”. Segura disfruta viendo cómo los comportamientos de cada personaje se identifican con los espectadores: “Estás en una proyección y ves codazos entre los familiares:   es como papá, o como mamá…”
Al reparto original, que cuenta con Toni Acosta, Silvia Abril, Leo Harlem, Martina D’Antiochia, Calma Segura, Luna Fulgencio, Carlos González y Sirena Segura, se une en esta nueva aventura Loles León como “la suegra”. “En el momento que decidimos que entrase una suegra, cada diálogo que escribía me lo imaginaba con Loles León”, asegura Segura. También un perrito con un nombre con guiño incluido a los fans de Torrente: “Jose Luís es un nombre que me hace mucha gracia. Ponerle un nombre de humano a un perro ya es un poco triste, pero es que este encima es compuesto”, cuenta entre risas el director. Otra marca de la casa son los cameos, desde Cristina Pardo hasta Ahinoa Arteta, pasando por Lorenzo Caprile, Chicote, Nuria Fergó o Carlos Areces, son muchos los rostros conocidos que nos sorprenden mientras disfrutamos de “Padre no hay más que uno 2”. “Tengo mucha suerte porque conozco a mucha gente que quiere participar”, asegura Segura. Entre las caras familiares encontramos también a Mota y Flo, amigos y compañeros del director. Pero también, rostros actuales como El Cejas, influencers y “tiktokers”, un guiño de Segura hacia el público más juvenil: “Tienes que estar pendiente si haces una película familiar y quieres la atención del público infantil”, explica.
“Esta película está bendecida”, afirma Santiago Segura. El director ha contado de nuevo con Marta González de la Vega como coguionista, y esto ha ayudado a que “saliese muy fluido, porque yo soy un desastre, me disperso mucho”. En tres meses tuvieron el guión preparado, aunque Segura explica que hubo un momento de “drama” antes del rodaje: “De repente Toni Acosta no podía hacer la película. No podía rodar hasta abril y yo quería estrenar en verano, así que adelantamos el rodaje a Navidad”. El actor confiesa que el trabajo de rodaje para esta película ha sido duro: “Rodamos la mañana de Nochebuena y la víspera de Reyes, un poco amargados”, dice entre risas. Una de las más afectadas, según nos cuenta el actor, fue su hija Sirena, que interpreta a la hija pequeña del matrimonio. “Lo que más le gusta del rodaje es perder colegio, y como grabamos en vacaciones le fastidié el plan”, desvela el actor, que reconoce no haber sido gran estudiante.
El cambio de planes les permitió acabar de rodar sin problema y sin imprevistos, porque cuenta aliviado que “si no llega a ser por eso, nos hubiera pillado el confinamiento en mitad de rodaje”. Acabaron justo antes de que comenzase la cuarentena, y estos meses han podido montar la película y dejarla lista para dar unas últimas pinceladas antes del estreno. Las mezclas de sonido las acabaron unas semanas antes de estrenar, y las escenas finales se han grabado durante “la nueva normalidad”. “Lo hemos conseguido, y además hemos adelantado el estreno”, dice aliviado el actor. Cuando le preguntamos por una posible tercera parte, Santiago Segura tira de referencias cinematográficas, y afirma que la pandemia le ha hecho pensar “como Rambo: día a día”.
Comprometido con la industria del cine, “su industria”, en palabras del propio actor, a pesar de las recomendaciones, no se planteó en ningún momento posponer la presentación de la película. “Mucha gente me pidió estrenar el verano que viene pero, si llega ese verano y la mitad de los cines ha cerrado, ¿para qué?”, señala Segura. Lamenta profundamente la situación actual de la industria cultural, y reafirma su compromiso con las salas: “Los cines me han dado mucho, es el momento de poder dar yo algo. Los cines, sin películas, no pueden existir”. Con todos los estrenos hollywoodienses cancelados indefinidamente, Santiago Segura saca pecho con las cifras que ha arrojado la película hasta ahora: “Todos los que me decían que estrenar era suicida, ahora me dicen que igual no ha sido mala idea”.
La película cuenta con la participación de A3Media y Amazon España, plataforma que alberga en su catálogo de streaming la primera parte de la saga. “Nos han dicho que ha ido muy bien, nos ha dado la posibilidad de multiplicar los espectadores y eso ayuda al éxito de la secuela”, explica Segura. Para él, tanto las plataformas digitales como los pases en abierto favorecen el reconocimiento de la película. Asegura que plataformas y cines tienen que convivir para “mantener todas las ventanas”, pero que son necesarios acuerdos y regulaciones.
El actor y director aprovechó su visita a los cines Kinepolis para acercarse, por sorpresa a una de las proyecciones que se daban por la tarde. Ante la emoción y la sorpresa de los espectadores, Santiago Segura lanzó un mensaje de agradecimiento a todos aquellos que están llenando las salas de cine este verano. “Me llegan tweets de gente que tiene miedo de acercarse al cine, yo soy muy aprensivo, pero tienes que liarte la manta a la cabeza y decir: Vamos allá”, explica el actor. Aplaude también la labor de los cines y el esfuerzo que están haciendo para hacer de las salas un lugar seguro, y asegurar que la gente puede seguir disfrutando.
“Padre no hay más que uno 2: La llegada de la suegra” ya está disponible en cines desde el miércoles 29 de junio.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here