Fuente del Jarro estrena un nuevo programa de fomento del I+D+I entre...

Fuente del Jarro estrena un nuevo programa de fomento del I+D+I entre sus empresas

La asociación de empresarios del polígono ha puesto en marcha un plan para mejorar el rendimiento tecnológico e informático de sus firmas, al tiempo que fomenta la economía colaborativa y la transición ecológica.

261
0
Compartir
La asociación de empresarios del polígono industrial Fuente del Jarro puso en marcha el pasado verano un nuevo proyecto destinado a promocionar la cultura del I+D+I entre sus empresas. La idea, que cuenta con el apoyo y la financiación de la Agencia Valenciana de Innovación, se sustenta principalmente sobre tres patas: la modernización tecnológica e informática de las empresas, la economía colaborativa y circular y, finalmente, la transición ecológica.
“En Fuente del Jarro tenemos algunas grandes empresas que son muy punteras en el tema de la innovación y el desarrollo” explica el gerente de Asivalco Joaquín Ballester. “Sin embargo, la mayoría de nuestras firmas se caracterizan por ser medianas empresas que todavía presentan un perfil más tradicional. Mediante este proyecto, lo que queremos es apoyarlas para que por fin puedan volverse más modernas, más digitales y, sobre todo, más impregnadas en la filosofía del I+D+I”.
Las acciones que se han comprendido dentro de este proyecto son muy variadas y adaptadas a las necesidades de cada una de las empresas interesadas. La idea de la asociación de empresarios es ofrecer servicios muy punteros y personalizados: “algunas firmas necesitan cosas tan simples como mejorar su sistema informático de gestión interna” continúa Ballester. “Otras, requieren trabajos de investigación y consultoría mucho más profundos, con el objetivo de incorporar al final del proceso una innovación muy específica”.
Sea cual sea la necesidad tecnológica de la empresa interesada, Asivalco ejerce de intermediario para ponerla en contacto con otra que pueda ofrecerle una solución. “Si una compañía tiene un problema que no sabe solucionar por sí misma, nosotros buscamos otra entidad que sea especialista en ese tema específico. Pueden ser start-ups, institutos tecnológicos o incluso departamentos de universidades” confirma el gerente de la asociación.  “De este modo, damos inicio a una cadena colaborativa dentro del campo del I+D+I. A través de ella, solucionamos problemas reales de las empresas y, al mismo tiempo, damos salida a pequeños negocios tecnológicos que son muy punteros pero que hoy por hoy tienen pocas opciones de mercado”, concluye.

 

« Desde Asivalco se fomenta y apoya el colaboracionismo entre empresas, de modo que unas ayuden a otras e enfrentar sus retos tecnológicos. »

Pero los procesos de colaboración no terminan ahí. Además de soluciones tecnológicas, Asivalco también ha abogado por crear relaciones entre empresas para que estas puedan dar salida a sus productos finales e incluso intercambiar materias primas y productos. “Estamos intentando que empresas de Fuente del Jarro se conviertan en proveedores fuertes” detalla Joaquín Ballester. “Hace poco, organizamos unas jornadas a las que acudieron más de sesenta empresarios. El objetivo era ver si podían incorporar sus empresas al nuevo canal de ventas que ha estrenado Amazon: el BtoB, business to business. Es decir, compraventa entre negocios y compañías”.

Además de todo esto, Asivalco también fomenta que las empresas intercambien lo que ellos han llamado subproductos. Un subproducto es, básicamente, un desecho que puede ser utilizado por otra empresa como materia prima. “Esto ya va más allá de la economía colaborativa, y entramos en el plano de la economía verde” detalla el gerente de Asivalco. “Mediante estos procesos, evitamos que se desperdicie material. Antes, cuando una empresa generaba desechos, los enviaba a un vertedero. Esto no solo suponía altos costes económicos para la firma sino también un impacto ambiental. Sin embargo, ahora queremos poner en valor estos subproductos, y hacer ver que lo que a una empresa ya no le vale a lo mejor a otra le sirve como materia prima. Creemos que esta es una forma muy bonita de cuidar el medio ambiente y, sobre todo, de aprovechar al máximo nuestros productos”.
Está previsto que este proyecto dure hasta el 31 de diciembre de 2019. Sin embargo, desde la asociación de empresarios de Fuente del Jarro ya han aclarado sus intenciones de hacer que perdure en el tiempo. “Vamos a procurar que la Generalitat dé continuidad a esta idea y continúe subvencionándola. Estos procesos son muy largos y en tan pocos meses no podemos decir si ha tenido éxito o no. Lo que sí está claro es que, esta vez, la respuesta de las empresas ha sido muy positiva. Por el momento, nos complace saber que hay muchos proyectos encauzados y enfocados para el futuro”.

Uno de los parques más completos de España

Es evidente que las empresas luchan, día a día, por modernizar sus procesos y mantenerse en el foco de la actividad económica. Sin embargo, de puertas para fuera, también es importante que el polígono ofrezca un clima apropiado para el desarrollo de las actividades empresariales. Precisamente, Fuente del Jarro es uno de los parques más modernos y completos de toda España, con un catálogo de servicios puntero en todos los aspectos.
“El fuerte asociacionismo que existe en Fuente del Jarro ha propiciado la implantación de muchos servicios interesantes para trabajadores y empresarios” explica Joaquín Ballester. Por ejemplo, el parque cuenta con una extensa área de servicios. Del mismo modo, también alberga una guardaría que, en pleno rendimiento, puede acoger a 122 niños. Asimismo, cuenta con otros beneficios como un parque de bomberos propio y, por supuesto, una plantilla de seguridad privada que vigila las calles durante 24 horas los 365 días del año. “Ese es uno de los servicios que los empresarios más agradecen” explican desde Asivalco. “Además, recientemente, también incorporamos cámaras de videovigilencia para complementarlo”.
Por supuesto, también es destacable la importante labor que lleva a cabo la propia asociación de empresarios, dese la cual se organizan cursos y talleres para los trabajadores y empresarios. Desde clases de inglés hasta jornadas informativas. Pasando, por supuesto, por los proyectos de innovación que pone en marcha o sus tareas de consultoría.
Lo único que se lamenta desde Fuente del Jarro es la deficiencia de algunas infraestructuras dentro del polígono. El ya conocido problema de los accesos por carretera todavía dificulta, a día de hoy, la actividad dentro de Fuente del Jarro. “En primavera se aprobó el proyecto de ampliación de la N-220, que incluía por fin el acceso directo a la segunda fase” explican “pero todavía no se ha licitado del todo ni vemos que se le haya dotado de presupuesto. Lo mismo pasa, más o menos, con el segundo túnel que nos prometieron entre las fases. El acuerdo entre Asivalco y el Ayuntamiento existe desde 2001, pero todavía no se ha puesto en marcha”.

 

« Fuente del Jarro ya ofrece una amplia gama de servicios, pero desde Asivalco se pide a las administraciones que se impliquen más en su renovación. »

 

A esto se le añade, además, el corte de la calle Islas Baleares. “Estamos hablando de una vía al final de la cual hay centenares de empresas y, sin embargo, lleva casi un año cortada al tráfico porque todavía no se han arreglado las grietas del túnel” se quejan. Finalmente, los empresarios también lamentan el deficiente servicio de algunos colectores pluviales, los cuales no son capaces de evitar inundaciones en periodos de fuertes lluvias.

“Pedimos humildemente a las administraciones públicas que solucionen pronto estos problemas. Fuente del Jarro es un polígono casi al 100% de su capacidad y con un enorme rendimiento empresarial. Por ello, creemos que se debe velar por su correcto funcionamiento y su continua modernización” concluyen.

No hay comentarios

Dejar una respuesta