Paterna se ilumina de morado en el Día Internacional del lupus

Paterna se ilumina de morado en el Día Internacional del lupus

En la puerta del Ayuntamiento se ha instalado una mesa informativa para informar a los ciudadanos de los síntomas y consecuencias que el lupus tiene sobre la salud en general.

292
0
Compartir

El Ayuntamiento de Paterna se suma al Día Mundial del Lupus que hoy para dar visibilidad y concienciar sobre esta enfermedad entre los vecinos y vecinas del municipio.

Desde las 10 de la mañana y hasta las 13 horas, permanece instalada en la puerta del Ayuntamiento una mesa informativa en la que también colaborará la Asociación Valenciana de Afectados de Lupus (AVALUS) para informar sobre la enfermedad, y los servicios y programas de actividades que se llevan a cabo desde la asociación.

Con esta iniciativa se pretende impulsar la prevención y la promoción de la salud en Paterna, concienciando sobre esta enfermedad que afecta al 1% de la población de España”, ha señalado el concejal de Sanidad, Julio Fernández, quién ha destacado que “es importante dar visibilidad a esta patología, para que los ciudadanos conozcan los síntomas y consecuencias que el lupus tiene sobre la salud en general y de esta manera conseguir un mayor apoyo para los afectadosy sus familias”.

Además de la campaña informativa, a partir de las 21 horas, la fachada del Ayuntamiento se iluminará en morado, color identificativo de la enfermedad con el objetivo de dar visibilidad a la enfermedad y reclamar una mayor concienciación sobre el lupus que mejore su diagnóstico y tratamiento, y fomentar la investigación.

¿Qué es el LUPUS?

El LUPUS es una enfermedad del sistema inmunitario en la que el mecanismo de defensa de nuestro organismo por razones desconocidas comienza a atacarse a sí mismo. No tiene causa conocida aunque la investigación evidencia la implicación de factores genéticos, hormonas, infecciones incluso víricas, y la exposición a los rayos ultravioleta.

Alrededor del 90% de los casos afectan a mujeres, principalmente de entre 15 y 55 años de edad. Una vez diagnosticados, los pacientes necesitan supervisión médica constante y un tratamiento continuado para debilitar los síntomas. No obstante, con el seguimiento adecuado, un porcentaje elevado de los pacientes con lupus, son capaces de llevar una vida normal.

Actualmente no tiene cura definitiva, pero puede ser controlada. El diagnóstico temprano y los controles estrechos son la clave para mejorar la calidad de vida de las personas que lo padecen.

No hay comentarios

Dejar una respuesta