El Festival de Cine Antonio Ferrandis estrena la comedia Miamor Perdido con...

El Festival de Cine Antonio Ferrandis estrena la comedia Miamor Perdido con la visita del director Emilio Martínez-Lázaro

El cineasta, que recientemente alcanzó la cumbre del cine español con la saga Ocho apellidos vascos, reincide en el género del humor con este filme protagonizado por su musa Dani Rovira y la actriz Michelle Jenner

208
0
Compartir
El festival de cine Antonio Ferrandis estrenó el pasado martes 4 de diciembre la comedia Miamor Perdido, obra del director Emilio Martínez-Lázaro y protagonizada por los actores de moda Dani Rovira y Michelle Jenner.
Mario y Olivia son una excéntrica pareja millennial. Él, un monologuista en auge. Ella, una actriz de teatro que sobrevive como camarera. Sus caminos se enlazan por casualidad en una noche de borrachera, cuando Mario atropella con su bici a una Olivia que canta coplas bajo un balcón. A partir de ese momento, comienza una intensa y poco convencional relación de amor, que culmina con la adopción de un gato callejero valencianomaullante y que tan solo responde a la llamada de “mi amor”.
Una tarde, los enamorados discuten y rompen su relación, lo que les lleva a negociar con un abogado la custodia compartida de Miamor. Lamentameblemente, el gato se escapa y desaparece, lo que provoca que Olivia lo dé por muerto. Lo que ella no sabe, es que Mario ha encontrado al animal y lo mantiene escondido bajo sumo secreto en su casa. Cuando la verdad se destape, dará comienzo una guerra sin tregua ni perdón entre los dos ex-tortolitos.
Emilio Martínez-Lázaro ha contado para este filme con una compañera de excepción: su propia hija Clara Martínez-Lázaro quien, junto con Miguel Esteban, escribió el guion. “Fue  Clara quien decidió llamar a Miguel” cuenta Emilio durante el encuentro en Kinépolis “ambos son personas extremadamente inteligentes, y eso se refleja en la historia, en los diálogos y en las dinámicas entre personajes”.
Sobre los actores, el director destaca de Dani Rovira “su gran talento”. Esta es la tercera vez consecutiva que ambos cineastas trabajan juntos, tras los éxitos de Ocho apellidos vasos y Ocho apellidos catalanes. “Me gustó mucho en esas películas” reconoce “pero en Miamor perdido yo quería darle otro tono, uno mucho más rico y flexible”. Asimismo, a Michelle Jenner la calificó de “monstruo interpretativo” y “superdotada de la comedia”. “Los dramas siempre se le dan bien, ya lo hemos visto” recalca. “Sin embargo, yo me di cuenta de que en las comedias siempre estaba floja, porque ella tenía que ser la chica guapa mientras el chico era el divertido. Yo sabía que Michelle en comedia podía dar mucho más de sí misma si se le daba un papel sólido, y aquí está la prueba. Lo sabe hacer todo”.
Aunque esta vez de manera más sutil, y sin hacer de ellos el centro de la trama, el director vuelve a las andadas y juega con los clichés de diferentes tierras españolas para hacer humor. Esta vez, las víctimas han sido los valencianos. “Conseguimos que Michelle Jenner, Antonio Dechent y Maite Sandoval hablasen valenciano” celebra entre risas Martínez-Lázaro.
El director, que actualmente es reconocido por su saga Ocho Apellidos, ya abarcaba a sus espaldas grandes éxitos de principios de los 2000, tales como Los peores años de nuestras vidas, El otro lado de la cama o Las 13 Rosas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta